Correr ¿para qué?

16295209_1249189981841074_1968617561_n  Por Graciela Lomelín

Si eres de las personas que se han propuesto hacer ejercicio por motivos de salud o estéticos, pero aún no sabes qué tipo de actividad física elegir, o de quienes aún no cuentan con el impulso necesario o la motivación para ejercitar tu cuerpo, aquí te ofrecemos algunas razones por las cuales correr puede ser para ti una buena opción para tener una mejor calidad de vida.

En caso de que seas de quienes ya practican de manera regular este ejercicio por el simple placer de hacerlo, sin conocer todos los beneficios que te brinda, podrás conocer todo lo que esta actividad hace por ti.

Una ventaja de correr es que es la forma más simple y pura de ejercitarse. No es necesario tener habilidades especiales, todos podemos hacerlo, salvo que tengamos algún problema de salud. No se necesitan equipamientos caros, tan sólo un par de tenis adecuados, y puede aprovecharse cualquier momento y lugar para salir a correr.

Uno de los principales beneficios de correr es que mantiene el cuerpo en forma. Aumenta la capacidad aeróbica, fortalece los músculos y los huesos, y mejora la circulación sanguínea.16244134_1249189888507750_390894374_n

Reduce el riesgo de enfermedades. Correr disminuye el riesgo de sufrir embolias, cáncer de mama, obesidad, osteoporosis, diabetes, arterioesclerosis, derrames cerebrales, hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares.

Mejora la salud. Correr eleva los niveles de colesterol bueno, mejora la capacidad pulmonar, fortalece el sistema inmunológico, disminuye el riesgo de padecer coágulos de sangre, mantiene el corazón en buena condición, acelera el metabolismo, mejora el desempeño sexual, evita el envejecimiento acelerado y crea una mayor concentración de linfocitos y glóbulos blancos en la sangre.

Ayuda a perder o controlar tu peso. Correr quema muchas calorías, más que otros deportes, por lo que sin duda es una actividad ideal para quien aspira a bajar de peso, o bien mantenerlo.

Genera endorfinas. Las endorfinas son sustancias químicas que provocan sensación de bienestar, por lo que contribuye a disminuir el estrés, mejorar el humor, la autoestima y la salud mental. En este sentido correr te da la posibilidad de que te fijes metas y las alcances, lo que incrementa tu autoestima y te ayuda a estar orgulloso de ti mismo. También es una de las actividades que combate más rápidamente la depresión, esto se debe a que, luego de correr unos minutos, tu cerebro segrega hormonas que mejoran tu estado de ánimo.

Incrementa la inteligencia. Estudios realizados demuestran que correr ayuda a generar neuronas en el hipocampo, mejorando notablemente la actividad mental, potenciando la actividad neuronal, y creando un mayor número de conexiones entre las neuronas cerebrales. Neurólogos de Alemania demostraron que los corredores que han desarrollado un sólido nivel básico con entrenamientos de intervalos o series, exhibieron niveles mejorados en el factor que estimula el crecimiento y la longevidad de las neuronas, así como niveles más altos de norepinefrina, un neurotransmisor responsable de la mejora de la concentración y del estado de atención.

Desarrolla la fuerza mental. Correr distancias largas que te acercan al umbral de la fatiga ayuda a fortalecer tu mente, potencia tu determinación y mejora tu disciplina. Cuando el cuerpo siente fatiga y pide descanso, pero le mantienes en carrera hasta acabar el entrenamiento, no sólo mejoras físicamente sino que valores como la constancia, disciplina y esfuerzo adquieren un significado y forman parte de tu vida.

Retrasa la vejez. Correr reduce el declive físico y psicológico de la vejez hasta en un 50 por ciento. La actividad física activa la hormona del crecimiento manteniéndola en niveles similares a los de una persona joven, ayudando a regenerar nuestro organismo. Además, correr ayuda a mejorar la flexibilidad y ayuda a potenciar la coordinación, dos elementos fundamentales para garantizar una vida confortable y autosuficiente a edades avanzadas.

16244228_1249189938507745_1136381653_n Espero que todos estos beneficios de calzarte unos tenis y salir a correr puedan alimentar tu entusiasmo para iniciarte en esta actividad si aún no eres un corredor, y si ya lo eres por gusto o afición, que tengas una conciencia más clara de lo extremadamente beneficioso que es.

 

Imágenes cortesía Rudy (Rodolfo Hernández).

Compartir este artículo en

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>